La contaminacion en nuestro pais

LA CONTAMINACION VEHICULAR

Escrito por wilder 04-12-2008 en General. Comentarios (20)
 

Uno de los más grandes problemas que agobia a la humanidad y que queda aún por resolver, al final del siglo XX, es sin duda la contaminación del medio ambiente, provocada, en gran medida, por el hombre mismo.

El aumento del consumo de combustibles fósiles por la industria, la concentración de la población en áreas urbanas, la continua y acelerada deforestación de bosques y tierras y el advenimiento de vehículos con motor de combustión han empeorado el problema rápida y paulatinamente. Pero, sin lugar a dudas, el motor de gasolina ha sido y es el principal agente contaminador.

Los automóviles producen en los Estados Unidos de Norte América las ¾ partes del monóxido de carbono, casi todos los hidrocarburos, aproximadamente la mitad de los óxidos de nitrógeno y casi el 40 % de las emisiones tóxicas, incluyendo a las fuentes naturales, provienen del transporte automotor.

 

Los efectos de la contaminación ambiental sobre el ser humano y sobre los seres vivos son devastadores; las emisiones tóxicas de los motores de automóvil ocasionan desde problemas leves, como son dolores de cabeza, reducción de la capacidad de reacción y concentración, falta de visibilidad, ennegrecimiento de los edificios y monumentos, hasta serios trastornos en la salud y enfermedades crónicas de las vías respiratorias, pulmones, corazón, sistema digestivo, cerebro, etc.

Los estudios relativos al tema han demostrado que el estado de los enfermos de asma, bronquitis, laringitis, faringitis, enfisema, entre otras enfermedades, mejoran cuando descienden los niveles de contaminación del aire, y que empeoran cuando éstos se elevan.



En todo el gran desastre producido por la contaminación del aire, el índice más elevado de mortalidad acontece en los grupos humanos más vulnerables: los niños, los ancianos y las personas que padecen de trastornos bronco pulmonares y cardiacos. Incluso, estudios e investigaciones serias dan indicios de la acción desencadenante de los gases tóxicos sobre el cáncer, leucemia, malformaciones óseas y genéticas en el feto humano.

Ciertamente, la humanidad ha tardado mucho en darse cuenta del daño, en muchos casos, irreparable que causa su actividad en el planeta, y recién comenzó a apreciar la atmósfera limpia estableciendo y practicando normas anticontaminantes.

 A pesar de esta mayor rigurosidad de las normas de control de las emanaciones tóxicas, sin embargo, aún son insuficientes puesto que no se controlan todas las emisiones, sino principalmente cuatro: monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC), óxidos de nitrógeno y humo.

 

 

Esta situación se complica por una serie de factores, entre los cuales se pueden mencionar: un sistema de transporte urbano muy deficiente, mal administrado, obsoleto y de alta congestión, con un número excesivo de pequeñas unidades de transporte que excede en más de 10 veces el número necesario, lo que disminuye

drásticamente la velocidad de desplazamiento vehicular, la cual en horas punta fluctúa entre 10 y 15 km/h.

A esto se suma la falta de un sistema vial rápido y moderno, la escasa cantidad de árboles y parques que oxigenen la ciudad, etc.

Hay que tomar en cuenta también un factor muy importante que es la falta de conciencia ecológica de la ciudadanía y de los conductores de vehículos, de no exigir un mejor control del nivel de las emisiones tóxicas, así como de evitar el aumento de éste. Al sector productivo también le compete una gran responsabilidad de adecuarse a los programas de protección del medio ambiente.

Por último, es importante señalar que el problema de la contaminación ambiental nos concierne a todos.

 

 

POR Wilder Alvarez


 

LA CONTAMINACION POR ACEITE QUEMADO

Escrito por wilder 02-12-2008 en General. Comentarios (8)

¿La contaminación del siglo?

 

 la constante contaminación con los lubricantes pasa desapercibida en la conciencia común, cuando en el mundo podría considerarse la contaminación más grande del siglo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿ Se ha preguntado a donde va a parar el aceite quemado de los automotores que cada tres o cuatro meses es cambiado?

 

Entre las diferentes mecánicas automotrices cada una tiene su propio estilo para deshacerse del líquido negro. En el patio se puede observar un hueco dirigido hacia el alcantarillado, o usan los sumideros de la calle, ensucian la vereda, botan los filtros usados en cualquier sitio. Existen dueños de


carros que se meten al campo donde cambian el aceite dejando los desechos en la tierra.

 

Por otro lado, en nuestro país funciona un mercado informal de aceites usados que capta un porcentaje pequeño del total de residuos que genera el parque automotor, que sólo en Quito rebasa los 200.000 vehículos. Comerciantes recolectan los aceites desde las lubricadoras, estaciones de servicios de gasolineras, mecánicas automotrices, etcétera. Luego estos aceites son empleados en la ganadería para untar las patas de los animales protegiéndolos contra enfermedades, en la agricultura como plaguicidas, en el tratamiento de maderas contra la destrucción causada por insectos y hongos, en la producción de bloques de cemento como antiadhesivo en los moldes de madera, en la fabricación de tintas de menor calidad para imprentas como materia prima, en las lavanderas para la pulverización de los carros y en las carreteras sin capa de asfalto se lo riega para evitar el levantamiento del polvo. Varios de estos usos son igualmente contaminantes. En la Amazonía las carreteras no pavimentadas regularmente están cubiertas con aceite, una práctica causante de la contaminación del suelo y de las vertientes a través de la lluvia. Al final de todo, y en la mayoría de los casos, el último destino del producto es el agua, lo que representa una preocupante contaminación medioambiental, cuyo impacto aumenta cada año, en lugar de que instancias del Estado lo hayan evitado desde hace dos, tres o más décadas.

 

Entidades de gobiernos anteriores hicieron estudios para solucionar el problema. Al parecer, por influencia de grupos poderosos e interesados en no involucrarse en cambios, no se concretizaron los intentos y hasta hoy tenemos el alarmante hecho que los aceites usados terminan en el agua.


 

 

Porqué son clasificados estos residuos como peligrosos?.

 

En la tierra los aceites usados afectan a la fertilidad, y en el agua la película flotante impide el enriquecimiento con oxígeno, indispensable para la vida de los microorganismos y para los procesos de renovación y reactivación. Los animales acuáticos mueren asfixiados por los restos de lubricantes que les tapan sus branquias. Como derivados del crudo, los aceites contienen una preocupante cantidad de metales pesados, que llegan al cuerpo humano a través de la cadena alimentaria.

 

 

Mirando hacia el futuro

 

Nadie debería ignorar el problema del destino del aceite automotor usado. Ni el propietario de un vehículo, ni quien produce el lubricante, ni su comercializador. Todos tienen su parte en la responsabilidad. Pero, preocupados por los quehaceres cotidianos o por pura ignorancia, no percibimos la silenciosa destrucción ambiental que avanza sin parar.

 

Si aún quedan dudas acerca de la gravedad del asunto, hagamos una pequeña comparación: La Empresa de Agua Potable de Quito, EMAAP-Q, produce para el distrito metropolitano anualmente la cantidad de aproximadamente 117.400 mil millones de litros de agua potable. En el mismo lapso, los 15.1 mil millones de litros de aceite automotor usado en Quito tienen capacidad para contaminar a 151.500 millones de litros de agua.

 

 

CUIDA LO MAS VALIOSO QUE LE PUDES DEJAR A TUS HIJOS...

ELLOS TAMBIEN TIENEN DERECHO.

 

 

 

POR Wilder Alvarez